Cómo crear una barrera psíquica eficaz.

Muchas veces entramos en un lugar y de repente nos encontramos mal, desesperanzados, sin aliento, con malestar, ganas de vomitar o dolores de cabeza enre muchas otras opciones, esto puede ocurrir también cuando estamos delante de determinadas personas que nos hacen sentir de este modo. En Chamanismo, a eso se le llaman intrusiones espirituales localizadas, se trata de energías que “pululan” por el espacio energético que han sido creadas por otras personas, tal vez en esa habitación hubo una pelea antes de que entraras, o tal vez ocurrió algo de un poder emocional intenso, en cualquier caso, nos sentimos así porque esas energías se incrustan en nuestra Aura, en nuestro campo energético y drenan nuestra vitalidad.

Luego de ser creadas, las energías son absorbidas por la persona, y se colocan en una parte del cuerpo para nutrurse, lo que provoca las sensaciones de malestar que pueden perdurar mucho tiempo, incluso después de haber salido del lugar, ya que se unen a nosotros.

Existen técnicas chamánicas para eliminarlas, pero los Chamanes no se encuentran a la vuelta de la esquina, es cierto que actualmente puedes encontrarlos en las urbes y no hace falta que viajes al interior de siberia para encontrarlos, pero de todas formas no es ni fácil y desgraciadamente ni barato.

La intención de este post es la de darte a conocer que puedes prevenir estas intrusiones tú mism@, tú eres muy poderos@, puedes activar un escudo en cualquier momento para protegerte.

Sólo debes visualizar una construcción a tu alrededor, darle forma, color, nombre, etc. incluso la puedes asociar a un movimiento para que cada vez que lo hagas, el escudo se levante automáticamente. Lo importante es que te envuelva y que te haga sentir seguro/a, que pueda entrar la energía positiva y la negativa quede alejada, visualiza como ocurre esto, luego puedes usar una palabra para invocar el círculo, y ese movimiento, así cando lo hagas/digas, el escudo se activará de inmediato para protegerte.

La protección es la base de muchos trabajos mágicos, sinó cualquier energía podría intervenir en nuestros trabajos y no tendríamos los resultados que queremos.

Protégete a tí mism@, tienes el poder para hacerlo.

Paso 1: Relájate, respira profundamente al menos 3 veces, hinchando bien el la barriga y luego el tórax. Inspira durante 4 segundos, retén el aire 4 segundos, expira durante otros 4 y retén de nuevo durante otros 4 segundos. A esto se le llama la respiración cuadrada, hazlo 3 veces y luego respira con normalidad per sin dejar de prestar atención. (Si no aguantas 4 segundos haz 3,3,3 i 3 o menos si lo necesitas).

Paso 2: Empieza a visualizar el escudo, puede ser como sea, en forma de energía, una pared de ladrillo, cristal, una burbuja, etc. A mi me gusta visualizarme dentro de un diamante, ya que me recuerda a la pureza, la luz, y sobretodo a algo muy resistente y difícil de romper.

Paso 3: Mantén la visualización todo lo que puedas mientras añades inscripciones mentalmente, lo personalizas, mentalmente este es el punto donde asociar la protección a lo que queramos para que se active sin tener que hacer ningún ejercicio especial:

  • Asociarlo a una palabra:  “Asocio mi protección a esta palabra (la que sea), cada vez que diga esta palabra mi escudo se activará”.
  • Asociarlo a un Mudra o gesto: Asocio mi protección a este gesto (Haz el que sea), cada vez que lo haga mi escudo se activará”.
  • Asociarlo a una piedra/talismán/ropa/joya/objeto en general: Asocio mi protección a este objeto (Toca el que sea), cada vez que toque este objeto mi escudo se activará”.
  • Asociarlo a un lugar: Asocio mi protección a este lugar (mejor hacer el escudo mientras estás en ese lugar, si no estás ahí, di el nombre del lugar y visualízalo), cada vez que yo mismo/a o alguien entre en este lugar mi escudo se activará”.
  • Asociarlo a una vela u objeto ritual: Asocio mi protección a esta vela/este objeto (tenerla a mano), cada vez que encienda esta vela/ use este objeto mi escudo se activará”.

Paso 4: Tensa los músculos, acumula energía, piensa en un momento feliz o un momento donde te hayas sentido a gusto y protegido, normalmente los mejores recuerdos para los escudos son recuerdos de la infancia, acumula ese poder y visualiza como esa energía sale de ti y se dirige al escudo, cargándolo y dándole más fuerza. Mantente en este punto el tiempo que quieras, cuanto más aguantes sin que dejes de visualizar mejor.

Paso 5: Libera la energía, la protección ya está creada y se activará así como lo hayas programado.

Paso 6: Refuerza la conexión con tu protección cada cierto tiempo, no hay tiempo estipulado, si has hecho un escudo fuerte tardará en necesitar “pilas nuevas” si es más sencillo al menos 1 vez al mes necesitará recarga. Cuanto más practiques, más poderosos serán los escudos.