Vistiendo de Magia.

“Si yo ya consigo entrar en un estado mágico por mi cuenta, entonces que le den a la ropa ritual”. Si tú eres una persona que piensa esto, entonces querrás leer lo que aprendí por mi cuenta sobre la vestimenta Mágica. 

 

Hace tiempo que llevo pensando en muchas cosas relacionadas con el mundo mágico, una de ellas se trata de la ropa ritual, ceremonial, mágica o como queramos llamarla, y es que es increíble como nos transforma, como cambia nuestra consciencia, como nos prepara para el trabajo mágico.

En mis inicios quizá yo era un poco diferente al resto, es decir, la mayoría de iniciados intentan hacer las cosas “como deben hacerse” sin salirse de la línea, sin innovar, manteniéndose dentro de los marcos establecidos, pero yo siempre intentaba salirme del margen marcado, no por rebeldía sino porque para mí las guías que me daban abrían en mi mente posibilidades infinitas para experimentar e inventar coas nuevas.

Una de las cosas de las que no hacía mucho caso era el de trabajar con ropa ritual, para mí no tenía mucho sentido porque yo me consideraba una persona muy mágica y no necesitaba de objetos externos para hacerme entrar en el ritual o en un estado mágico. Sin embargo, con el tiempo, aprendí que la ropa ritual es mucho más.

Que no te engañen, bueno en realidad no es que te intenten engañar, es solo que no te lo explican al completo. Se suele explicar únicamente una parte del uso de una ropa ritual, que nos ayuda a crear un psico-drama que nos introduce en un estado mágico, este estado luego nos ayuda a entrar en situación y por consiguiente hacemos un mejor ritual. Bien esto es cierto, pero lo que yo pensaba era que “vale, entonces si eso ya lo consigo por mi cuenta, entonces que le den a la ropa ritual”. Si tú eres una de esas personas, entonces querrás leer lo que aprendí por mi cuenta sobre la vestimenta Mágica.

En primer lugar las vestimentas mágicas, normalmente suelen ser de estilo antiguo, ya sea medieval, vikingo, griego, celta o un largo etc, podemos llevar capas, túnicas, chalecos de cuero, camisas de manga ancha, corsés o lo que queramos, este estilo no es escogido por gusto sino que nos conecta con nuestras raíces y con nuestros ancestros, con aquellos que usaban la magia antes que nosotros, de esta forma, el uso de la ropa ritual es una forma de invocar a nuestros antepasado y sumar su poder al nuestro.

En segundo lugar, la vestimenta si bien siempre ayuda a entrar en un estado mágico, prepara a nuestra mente a salir de lo cotidiano, decimos a nuestro subconsciente que vamos a hacer algo fuera de lo normal, por lo tanto estamos invocando a nuestro subconsciente mágico, que restaría dormido de otro modo, y esto es muy importante porque es nuestro subconsciente el que está conectado en gran medida con el inconsciente colectivo y la sabiduría ancestral, de modo que también suma poder a nuestro ritual i aumenta la conexión con el universo.

En tercer lugar, la vestimenta es un modo de conexión con nuestra religión o con el camino que hemos escogido, es una manera de mostrar nuestra identidad mágica. Así si me identifico con el camino del Chamán, puedo llevar plumas, un tambor, una máscara de animal o pieles de animales, etc, si me identifico con el panteón de Dioses Griegos, puedo vestir una túnica griega de color blanco y colocarme una corona de laurel en la cabeza, o puedo vestir una vestimenta medieval si pertenezco a la tradición de Avalon, esto son solo unos ejemplos. En cualquier caso, la vestimenta, nos guste o no, da pistas de nuestro camino espiritual, lo que nos hace conectar con ese camino y respetarlo, también es un modo de invocar la energía del grupo o tradición a la que pertenezco, lo cual también se suma a nuestra energía.

En cuarto lugar, es una forma de hacer salir a nuestro Yo mágico, nos movemos diferentes, nos relacionamos diferentes, nos sentimos más seguros, nuestras palabras suenan más fuertes, en definitiva nos transformamos. La persona más insegura de sí misma en el día a día nuestro es capaz de dejar al Yo social o “mundano” atrás para dejar paso a su Yo espiritual, poderoso, capaz de manipular las energías, invocar a los espíritus o guiar a un grupo entero durante un ritual. Y si algo se necesita a la hora de hacer un trabajo mágico es seguridad, voluntad y una fuerte intención.

En quinto lugar una ropa ritual que usemos siempre para los mismo y no para otra cosa nos ayuda a acumular poder, a dar significado a ese objeto, permite que se cargue de nuestras energías y de magia,  a mi parecer, le da vida propia, le de alma. Así cuando nos vestimos de ritual, nos arropamos con todos los trabajos de magia que hemos hecho anteriormente, creamos historia y damos significado a lo que hacemos. Seguimos acumulando poder.

En conclusión como veis, nuestro poder se multiplica X5 (como mínimo) solo con el uso de una ropa ritual en nuestro trabajos. Estas son solo algunas pistas, tendrás que descubrir para qué te resulta útil a ti la ropa ritual, prueba, descubre tu estilo, ¿Con qué te sientes más a gusto? ¿Sabes que puedes descubrir tu camino dependiendo de qué ropa te haga sentir mejor?, quizá te lleves una sorpresa…

Yo recientemente he comprado un producto en Amazon, uno que llevaba tiempo buscando y no encontraba en ninguna parte, ya sabes que me gusta compartir todo lo que encuentro contigo, así que ¡quizá te guste a ti también! Si es de tu agrado, usa este enlace para conseguirlo, de paso me ayudas a que el Sendero de la Luna siga creciendo.

Viste la Magia… y conviértete en ella…

Caldeo, Sendero de la Luna.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *